[hana-code-insert name=’disfu468′ /]

Nuestro cuerpo es una máquina perfecta,  todo funciona de forma sincronizada, el conjunto de órganos que constituyen el cuerpo funciona de manera relacionada. Si hay una alteración funcional en cualquier  órgano, esta alteración puede acarrear problemas en alguna otra parte, aunque no sea directamente la lesionada. La disfunción eréctil puede deberse a problemas psíquicos u orgánicos, que no necesariamente suceden en el aparato reproductor masculino. En tal caso, se debe tratar la enfermedad de base para poder revertir la disfunción eréctil. Para ser más preciso consideremos el siguiente ejemplo, si una persona padece diabetes puede llegar a tener disfunción eréctil, aunque lo primero a tratar será la diabetes. La dieta nutricional y la actividad física que se lleven a cabo para controlar la diabetes, también serán importantes para revertir la disfunción eréctil.

 

Hay que tener en cuenta que  existen una gran cantidad de medicamentos que se utilizan para diversas enfermedades físicas y psíquicas que pueden provocar disfunción eréctil, sobre todo cuando se trata de tratamientos prolongados. Sin entrar a mencionar específicamente nombres, porque pueden variar de acuerdo a los laboratorios que los comercialicen y a los países en que se vendan, entre los medicamentos que está comprobado que provocan problemas de erección podemos mencionar aquellos que están destinados a controlar la presión arterial, para disminuir los síntomas del mal de Parkinson, los antidepresivos, los antihestamínicos, los sedantes, los diuréticos, las drogas quimioterapéuticas, los supresores del apetito.

imagen400x330disfuncion

 

A pesar de que está comprobado que esos medicamentos pueden provocar disfunción eréctil, no hay más que leer sus efectos secundarios en los prospectos para comprobarlo, no se debe interrumpir un tratamiento por cuenta propia. Si una persona se está tratando por una determinada enfermedad y la droga que ingiere o se inyecta le provoca disfunción eréctil, lo primero que tiene que hacer es hablarlo con el médico. Interrumpir cualquier tratamiento médico en curso puede ser peligroso para la salud. Quizás el facultativo pueda indicar la conveniencia de probar con una medicación alternativa o de utilizar una dosis menor.

 

Sin necesidad de dejar de llevar a cabo el tratamiento necesario para sobrellevar una enfermedad, existe el método que puede solucionar este problema, se trata de “Disfunción Nunca Más” podrá ayudar a revertir el problema de la disfunción eréctil con recursos totalmente naturales.

CONSIGUE INFORMACION AQUI