Corrige los errores y adelgaza sin sufrir

¿Por qué no consigues controlar tu peso?

Seguro que conoces a muchas personas que aseguran estar siempre a dieta pero no adelgazan. La razón principal es que, tras sus buenas intenciones se esconden muchos errores que hacen que todos sus esfuerzos no sirvan de nada.

Hay muchas maneras de perder peso, pero casi ninguna es recomendable. Hay que tener en cuenta, que lo importante para adelgazar saludablemente es perder la grasa (no agua ni masa muscular) y hacerlo de forma constante y progresiva. Pero si has seguido muchas dietas pensarás que no siempre resulta fácil alcanzar este objetivo. Muchas veces ocurre que, por mucho que te esfuerces en no comer ciertos alimentos, en tomar raciones minúsculas o lo peor, saltarte alguna que otra comida, no consigues adelgazar y, si pierdes algún kilo, los recuperas enseguida.

Identificar los fallos.

Pues bien, la mayoría de las veces el problema reside en que sigues una dieta mal planificada, restrictiva, monótona o desequilibrada, que te impide cumplir con los requisitos que son necesarios para conseguir adelgazar. Y es que, aunque la única manera que es eficaz para bajar de peso y no recuperarlo consiste en reducir el número de calorías de la dieta, esto se debe hacer sin pasar hambre ni privaciones, es decir, debes distribuir bien tus comidas y aumentar los alimentos que te proporcionan los nutrientes necesarios sin sumar muchas calorías.