Que el agua es de vital importancia para nuestra supervivencia y que a mayor temperatura, más agua se necesita, está más que claro. Ahora bien, aunque se trata de un tema básico sigue generando un montón de confusiones que no nos ayudan a mantener una hidratación adecuada. Los siguientes son algunos de los puntos conflictivos.

Primero. Todos tenemos que tomar 2 l de agua cada día por el cierto que se recomienda beber 1,5 l/día de agua a las mujeres adultas y 2 l/día a los hombres. Pero es una cantidad orientativa. El peso, la altura, el ejercicio o la dieta son algunos de los factores que pueden influir a la hora de concretar cuánta agua hay que beber

lógicamente, no todos los adultos necesitamos exactamente la misma cantidad de agua.

Segundo. La sed es suficiente como referencia. No siempre.Las personas que tienen más de 65 años, las que trabajan en un medio caluroso y las que tienen una actividad física intensa pueden necesitar más agua de lo que la sed indica. Por tanto la sed es importantísima, pero no siempre basta para qué la ingestión de agua sea la conveniente.

Tercero. Cuanta más agua, mejor. Hay que ver lo suficiente pero no de forma ilimitada. La moda de beber de forma desmesurada con la idea de que adelgaza no sólo es un error, es un peligro para nuestro organismo. De hecho hay una enfermedad que se denomina potomania, que consiste en una ingestión excesiva de agua.

Cuarto. El agua más fría es la más hidratante. Es otra idea errónea. El agua más fría es quizá la más apetecible si hace calor pero no la más hidratante. Se sabe que el agua que más nos hidrata oscila entre 10 y 15 grados. Por tanto el agua helada o la que llevan los helados de hielo son menos hidratantes que a esa temperatura.

Quinto. Las bebidas alcohólicas también hidratan. En general, no es cierto justamente las bebidas alcohólicas lo que hacen es aumentar la diuresis, con lo que la ingestión de una bebida de este tipo aumenta la pérdida de agua. Eso sí, las de menor graduación, como la cerveza, son más adecuadas si no hay otro tipo de bebida.